Alianza por el Referéndum Consultivo (ARC) exige al gobierno salida de la crisis por la vía de la consulta popular y democrática

ARC propone la salida de la crisis por al vía del voto popular

Con parcantazo en la autopista Francisco Fajardo


“El referendo es además una vía para asegurar la paz en el país. Rechazamos del modo más terminante cualquier insinuación que pueda llegar a significar una confrontación violenta entre venezolanos”.

T/Yahvé Álvarez

Yahvealvarez1@gmail.com

F/Archivo

Caracas

Alianza por el Referendo Consultivo (ARC, con un partancazo en la autopista Francisco Fajardo, a la altura de la obra de la Esfera de Soto, cerca del distribuidor Altamira, exigen al gobierno un salida de la crisis por la vía democrática, incluyendo en las conversaciones de Oslo, la figura del referéndum consultivo.

Esta propuesta también exige la conformación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE), para así hacer posible la consulta de pueblo, a través del ejercicio democrático del referéndum consultivo, figura propuesta en la constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

En el contexto del mismo parcantazo, ARC propone como mecanismo de salida a la crisis política que experimenta el país,  que en las negociaciones iniciadas en Noruega, deben incluir atención a las víctimas de la crisis y exigen a EE.UU levantar las sanciones como pide la mayoría de la oposición democrática el país.

Para la actividad los voceros fueron: Rafael Marín, Santiago Arconada y Manuel Isidro Molina todo esto acompañados por: Oly Millán, Gustavo Márquez, Juan Barreto, Douglas Aponte, Christian Chirinos, Johel Orta y Enrique Ochoa Antich.

EN OSLO DEBE INCLUIRSE EL REFERENDO CONSULTIVO

La Alianza por el Referendo Consultivo se dirige al embajador de Noruega

En carta dirigida al embajador de Noruega en Venezuela residenciado en Bogotá, John Petter Opdanl, la Alianza por el Referendo Consultivo propone que entre los puntos a considerar en las conversaciones que tienen lugar entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo en Oslo se incluya la consulta al pueblo convocado a referendo. Así lo informó esa organización en rueda de prensa durante un pancartazo realizado en la Esfera de Soto en la autopista Francisco Fajardo.

Para Rafael Marín, directivo del partido Soluciones e integrante de la ARC, “la opción del referendo consultivo es el procedimiento democrático que permitiría que el pueblo soberano, por encima de las dos élites políticas responsables ambas de la crisis, se pronuncie y decida si mandata o no la relegitimación de todos los Poderes Públicos nacionales mediante la convocatoria de elecciones generales”. -¡Que hable el pueblo!,” exclamó Marín.

Explicó que para ello se requiere de un nuevo CNE designado por consenso que goce de la credibilidad de todos, por lo exigen que las conversaciones tenidas en Oslo lo incluyan como un acuerdo parcial y previo a cualquier otro.

Por su parte, Santiago Arconada, directivo de la Plataforma de Defensa de la Constitución y también integrante de la ARC, añadió que “el referendo es además una vía para asegurar la paz en el país. Rechazamos del modo más terminante cualquier insinuación que pueda llegar a significar una confrontación violenta entre venezolanos”.

Según Arconada, violencia son las sanciones económicas y financieras impuestas a Venezuela por el gobierno de los EE.UU, que podrían ser definidas como terrorismo económico injerencista, que no dañan al gobierno sino a todos los venezolanos, en particular a los más pobres, por lo que la ARC exige sean levantadas de inmediato. Propone que parte de los acuerdos inmediatos en Noruega sea la atención de las víctimas de la crisis, “tanto por la gestión económica del peor gobierno de toda nuestra historia como, en segundo lugar, por las sanciones gringas”, subrayó.

Finalmente, la ARC informó que en la carta al embajador de Noruega rechazan cualquier coqueteo de sectores de la oposición extremista con lo que consideran una vergüenza que es la proposición y el ruego de una intervención militar extranjera en nuestro territorio. Así lo dijo el periodista Manuel Isidro Molina, directivo del Movimiento Popular Alternativo e integrante de la ARC.

“Cuando voceros de la oposición extremista van al Departamento de Estado a hincarse de rodillas ante las pretensiones imperiales de los EE.UU, se descalifican como interlocutores válidos en cualquier diálogo y más aún como representantes de un pueblo que mayoritariamente rechaza esa posibilidad por indigna”, explicó Molina.

EL PARCANTAZO DE ARC

La pancarta desplegada dice: _Ni hambre Ni guerra ¡REFERENDO CONSULTIVO YA!. Según informaron, esta actividad se seguirá llevando a cabo en toda Caracas y progresivamente en todo el país.

A continuación el texto de la carta dirigida al embajador del reino de Noruega en Venezuela

Señor John Petter Opdanl

Embajador del Reino de Noruega en la República Bolivariana de Venezuela

Su Despacho

Estimado Señor Embajador:

Tenemos el honor de dirigirnos a usted con el fin de hacer su conocimiento, y por su intermedio a su gobierno, de las iniciativas que viene adelantando la ALIANZA POR EL REFERÉNDUM CONSULTIVO (ARC), un movimiento constituido por organizaciones políticas y sociales,  para impulsar el diálogo y la negociación, con el fin de lograr una salida pacífica, democrática, electoral, constitucional y soberana a la crisis político-institucional que padece la sociedad venezolana. Estamos convencidos de que en la actual coyuntura, la prioridad es evitar que dicha crisis derive en la instalación de la violencia como medio para dirimir el conflicto interno entre los factores que se disputan el poder, aupados por las potencias que hacen lo propio en el ámbito internacional. En un escenario como el actual caracterizado por una polarización extrema, entre un gobierno responsable de la crisis, que se aferra al poder habiendo perdido el respaldo de la gran  mayoría del pueblo y un Poder Legislativo (Asamblea Nacional) conducido por un sector de la oposición que se niega al diálogo y apuesta al desalojo por la fuerza de Nicolás Maduro, mediante una intervención militar de EEUU, lo cual no es una opción para los venezolanos porque agravaría la ya terrible precarización de la vida de los habitantes de este país hasta provocar una catástrofe humanitaria e implicaría la pérdida  de la soberanía y la independencia nacionales. Es en estas circunstancias, en que lo pertinente es darle la palabra al pueblo, como depositario que es de la soberanía de la Nación, para que resuelva el conflicto de legitimidad entre la Asamblea Nacional y el gobierno, y permita el restablecimiento de la Constitución que ha venido siendo violada sistemáticamente por ambos. En ese sentido,  el medio constitucional viable, de ejercicio de democracia directa y referendaria, que permitiría lograr ese propósito, es la convocatoria a un referéndum consultivo sustentado en los artículos 5, 70 y 71 de nuestra Carta Magna. 

Aprovechamos esta ocasión para agradecer y hacer un reconocimiento al gobierno de Noruega por las gestiones que ha venido adelantando para promover el diálogo y la negociación entre el gobierno y la Asamblea Nacional, como la vía para garantizar la paz en Venezuela y lograr una salida a la crisis, pacífica, soberana y constitucional. Conocemos de su trayectoria en la solución política de conflictos complejos, en los cuales jugó un papel protagónico Noruega, como mediador neutral con su diplomacia de paz, en los casos de los conflictos palestino-israelí, Oriente Medio, Sri Lanka, Filipinas, Colombia, Sudán, Etiopía-Eritrea, Guatemala y recientemente en Birmania.  

Debe tener en cuenta que en Venezuela  existen otros actores que están impulsando un cambio político, pero no se sientes expresados en el liderazgo opositor que rechaza el diálogo y la negociación y promueve una intervención militar de EE.UU. La ARC forma parte de ese amplio sector de la sociedad venezolana que si bien desea un cambio político para salir de la crisis,  al mismo tiempo rechaza la injerencia externa y defiende el derecho a la autoderterminación del pueblo venezolano. Tampoco quiere que el cambio político se produzca de cualquier manera, y muchos menos que pase por una guerra civil con participación internacional con todo lo que ello implica. 

En ese sentido, nos gustaría entrar en contacto con su embajada y de ser posible sostener con usted una conversación para presentarle nuestra propuesta, cuyo resumen anexamos a ésta comunicación.

NOTA CON GALERIA DE FOTOS

Impactos: 35

Deja un comentario

Te pueden interesar