Alerta con lo que puede ser un espejismo en la economía

Mientras la pelesa política copa los medios hay una acción económica que se mueve en las sombras. El Gobierno usa mecanismos del mercado para tratar de salir de la crisis que lo agobia. Hay una sensación de mejora que puede ser solo un espejismo

Desde finales del año 2019, hay una suerte de sensación “de que la cosa ya no está tan mal”, pero cuánto de eso es verdad

Un análisis de los periodistas vanessa davies y José Gregorio Yépez publicado en Contrapunto.com indica que hay una serie de acciones en materia económica que han ayudado al Gobierno de Maduro, a generar este clima.

El trabajo señala que hay una suerte de apertura económica. La administración Maduro ha flexibilizado la política de control feroz sobre las áreas de la economía y entre ellas destaca un relajamiento de las normas de importación.

sostienen que la imposibilidad del Estado de comprar en el exterior por la caída brutal de los ingresos petroleros y las limitaciones que imponen las sanciones de Estados Unidos, obligó al Ejecutivo a dar exenciones temporales a la importación de bienes que hoy ocupan los anaqueles de los establecimientos.

Esta medida no solo ha favorecido al boom de los bodegones, porque también los comerciantes que siguen apostando al mercado interno, y han logrado sobrevivir, tienen un mejor abastecimiento.

Sin embargo persiste la hiperinflación, aunque por debajo de las proyecciones del FMI que, en algún momento del año, estimó la cifra del 1 millón por ciento para el cierre de 2019.

“Asimismo, se ha relajado el manejo de las divisas. Esto ha permitido una mayor comodidad en las transacciones comerciales internas y abre espacios para que las negociaciones entre privados y de privados con el Gobierno, puedan fluir de manera menos complicada”, señala el trabajo citado.

Se estima que entre 50 y 60% de las transacciones de la economía venezolana se están realizando en divisas. El monto de divisas en efectivo disponibles en la economía es calculada 2.800 millones de dólares.

La posibilidad de abrir cuentas en dólares que puedan manejar efectivo y suministrarlo en taquillas abre más espacios para el comercio y las transacciones, tanto de grandes empresarios como de las Pequeñas y Medianas empresas.

Según las mediciones que hace Datos Group, la percepción de la situación que tienen los venezolanos viene cambiando de manera importante.

Luis Maturén, gerente general de Datos señala que, la lectura de la coyuntura está marcada por elementos como el acceso al Clap y la tenencia de dólares.

Señala que quienes reciben los Clap tienden a tener una visión más optimista de la realidad e incluso de las acciones del Gobierno.

Por otro lado, quienes reciben divisas, incluyendo remesas, que representan el 27% de las personas mayores de 18 años que trabajan, si bien no tienen un opinión favorable de la gestión de Gobierno, se muestran optimistas ante la situación económica.

Sin embargo hay cifras lapidarias que alertan sobre lo efímero que puede ser esta recupración.

En su análisis el economista Jesús Casique, indica que no hay un recuperación económica del país.

“Venezuela ya dejó atrás la recesión y está viviendo una depresión económica, dados los resultados macroeconómicos que reflejan las cifras disponibles”, dice el técnico.

Indica que la economía venezolana muestra un caída acumulada del Producto Interno Bruto de 73% y una inflación, durante la gestión de Nicolás Maduro, superior a 3.013 millones por ciento.

Agrega también que, el proceso de reconversión monetaria se hacia inviable de cara al avance de la inflación. Señala que, en el tiempo transcurrido entre la decisión de adoptar un nuevo cono monetario y nuestros días la inflación ha sido superior al 318 mil porciento.

Según su lectura de la coyuntura económica, la sensación de bonanza que se percibe en algunos sectores se debe a un rebote estadístico, dentro de un proceso de decrecimiento económico.

“Solo hay repuntes puntuales”, sentencia Casique.

Para cerrar su argumentación indica que, el sector manufacturero entre 2013 y 2019 ha caído 83% y el sector comercio 80%, lo que pone en evidencia la merma del PIB nacional.

Quienes defiende al Gobierno aseguran que existe una recuperación estructural de la economía y que 2019 fue muy bueno para Nicolás Maduro, lo que se refleja en la reducción del ritmo de la inflación.

Los economistas del Gobierno aseguran que con el petro se resolverán los problemas de hiperinflación que se observan en la economía producto de la influencia del dólar paralelo.

Impactos: 9