Coordinador del partido Primero Justicia en el estado Cojedes, Alberto Galíndez lamentó el fallecimiento de venezolanos a causa del Covid-19

ante un Gobierno nacional que hasta el momento no tiene la intención de ejercer un plan masivo de vacunación.

Galíndez dijo que con mucho dolor recibió la noticia de la muerte de su compañero de lucha Waldemar Pinto, quien era el secretario de organización del partido Acción Democrática en el estado Cojedes. «Acompaño en sus sentimientos a familiares y amigos que también son nuestros amigos y compañeros», exclamó.

El opositor destacó que tantas muertes de los venezolanos por causa del coronavirus, convoca a denunciar ante el mundo que aquí se siguen cometiendo crímenes de lesa humanidad. «Nuestro pueblo muere en la orfandad», dijo.

Con respecto al trabajo de los profesionales del sector salud, el dirigente de PJ comentó que en el país hay verdaderos héroes de la salud que hacen todo lo que pueden para salvar vidas, pero que la carencia de recursos en los hospitales y ambulatorios, conduce inexorablemente a perder más venezolanos valiosos y que los casos de Covid-19 avanzan.

Enfatizó que es fundamental que la Organización de las Naciones Unidas, a través de la Organización Panamericana de la Salud, junto a la Cruz Roja, deben enviar de emergencia una misión para vacunar al pueblo, ante la negativa de los criminales que ejercen el poder de la nación de ejecutar un plan masivo de vacunación que nos permita salvaguardar a los venezolanos, antes de que sea demasiado tarde.

Fuente: #ClassInforma

Impactos: 4