Denuncian retardo procesal las esposas de los trabajadores petroleros de (PDVSA) privados de libertad desde hace dos años

Esposas y abogados de detenidos de (PDVSA)

F/Archivo

Caracas

Las esposas y abogados de los trabajadores de Petróleos de Venezuela (PDVSA) privados de libertad en los actuales momentos, realizaron una rueda de prensa para denunciar según su criterio “las graves violaciones de derechos humanos y vicios procesales de que son víctimas estos venezolanos”.

El objetivo, además de enterar al país de la dramática situación que atraviesan, es llamar la atención de la Alta Comisionada para los DDHH de la Organización de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, a propósito de su visita al país, sobre estos graves casos y solicitar su intervención para que se restituyan las garantías constitucionales y procesales a estos trabajadores detenidos desde finales de 2017 y que permanecen sin juicio.

LA DENUNCIA EN CURSO

Las esposas y familiares de 17 ex trabajadores petroleros venezolanos que fueron detenidos hace dos años, presuntamente por cometer actos delictivos contra la industria petrolera venezolana, según el Fiscal Tarek William Saab, denunciaron que a estas personas “no se les ha cumplido el debido proceso y solicitan que su caso sea estudiado por la Alta Comisionada de la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet”, quien llega a Caracas para conocer la situación de los presos políticos.

“Es evidente que nuestros esposos y todos los trabajadores de PDVSA que fueron detenidos son presos políticos”, sostiene la abogada Carol Piña, esposa de Adolfo Torres, quien fue gerente general de Prevención y Control de Pérdidas de PDVSA en el área centro occidental.

“Las audiencias han sido diferidas 16 veces y se están violando todos los derechos, incluso de salud porque hay varias que afrontan enfermedades crónicas que no han podido ser atendidos y se les ha prohibido las visitas”, acotó Piña.

Otra de las esposas que participó en la conferencia de prensa fue Onervy Graterol, cuyo esposo Juan Carlos Barreto, que se desempeñaba como gerente de Coordinación Operacional en PDVSA Occidente, cargo en el que apenas tenía 4 meses.

“Los señalamientos sin fundamento que ha hecho la Fiscalía parte de imputar acciones de sabotaje petrolero y de disfrazar cifras de un crudo que nunca se sacó”, afirmó Graterol.

“Nos encontramos en el limbo, no queremos que el caso de nuestros esposos entren en la polarización política pero tuvimos que dar la cara porque se no se están cumpliendo derechos básicos, no permiten que les llevemos alimentos”, añadió Graterol .

Indicó que la mayor parte de este grupo está detenido en el Centro Penitenciario de Tocuyito, en el estado Carabobo y denunció que la Fiscalía ha señalado que hay alrededor de 100 detenidos que labora

NOTA CON GALERIA DE FOTOS

Impactos: 25

Te pueden interesar