José Gregorio Yépez: Las primarias de la oposición serán el 21 de noviembre

Vencer al oficialismo se volvió un objetivo subalterno

El analista de entorno político y económico sostiene en su informe de coyuntura “Con los pies planos” que el oficialismo mantiene con éxito su estrategia de molestar y colocar piedras en el camino de sus adversarios para fomentar la dispersión de sus esfuerzos.

Las primarias de la oposición serán el 21 de noviembre ya que el mensaje unitario que le dio resultados en 2015 a la alianza de los adversarios de Maduro luce cuesta arriba sostiene José Gregorio Yépez al analizar la coyuntura.

“La unidad no parece ser la prioridad al interior de la oposición. Las peleas priorizan la necesidad de parar, detener y pulverizar a quien dispute el liderazgo y se diluye el objetivo de vencer al oficialismo. Se está más pendiente de neutralizar al rival interno que vencer al Gobierno”, sentencia el analista de entorno político y económico.

Indican que unas elecciones primarias para definir los candidatos a gobernadores y alcaldes no son del agrado de la mayoría de los dirigentes de la oposición porque además de costosas dejan muchas secuelas.

Por otra destaca que la aprobación de las tarjetas agrava la división en la acera opositora: “Todos las necesitan usar para demostrar su fuerza y contarse”.

Los adecos de Ramos Allup necesitan demostrar que tienen más peso de los de Bernabé. La Fuerza Vecinal debe mostrar el músculo que viene acumulando. Solo para nombrar dos ejemplos. La posibilidad de mandar el mensaje unitario que batió al chavismo en 2015 con una tarjeta única ya no parece posible, así que no importa lo generoso que pudiera mostrarse el “titular” de la tarjeta de la MUD y proponerla nuevamente como portaviones de un TOCONMA (Todos Contra Maduro), hoy vencer al oficialismo es un objetivo subalterno”, sostiene Yépez en su informe de coyuntura llamado “Con los pies planos” al que tuvimos acceso.

La otra acera
Al analizar el mundo oficialista señala que el PSUV está consciente de la vulnerabilidad que presenta “por los deficitarios resultados, por decir lo menos, de la gestión del Gobierno central”.

Indica que la estrategia “es complicarle el escenario a la oposición introduciendo elementos que logren incidir y potenciar las peleas internas. Lo logra. Cada acción que emprende tiene doble propósito: Trata de fortalecer su imagen ante su base dura y colocar una agenda al sector opositor que los distraiga de su tarea unitaria”.

Comenta que la ratificación de las inhabilitaciones, es parte de las jugadas en este sentido y sostiene que el mensaje apunta a desestimular a la población que puede apoyar a la oposición, con el argumento de la invencibilidad del chavismo.

“La base dura del oficialismo, lo que los encuestadores llaman “la roca”, aplaude esta acción, se siente complacida y se cohesiona”, asegura José Gregorio Yépez en el informe de coyuntura “Con los pies planos” al que tuvimos acceso.

Impactos: 5