Maduro defiende el socialismo con más capitalismo

Desde el gobierno se responde a la crisis económica que vive el país con acciones de mercado según el analista de economía política José Gregorio Yépez.

La respuesta que está dando dando el Gobierno de Maduro se ha vuelto pragmática y se adapta a las necesidades urgentes que requiere. No se detiene en precisiones ideológicas, sin embargo mantiene la cara social como los Clap para sostener la imagen de una gestión de vocación social.

José Gregorio Yépez sostiene en un artículo publicado en el portal Contrapunto.com que Nicolás Maduro “pone su mira en salvar los obstáculos que le imponen sus errores, ineficiencia de buena parte de la gerencia pública y las sanciones de Estados Unidos, que terminan acorralando a la gestión de su Gobierno”.

Hace referencia a que la reducción del ingreso petrolero producto de la caída de la producción de un promedio de 2,1 millones de barriles de diarios a 750.000 barriles día, “es una limitación que impone tomar acciones para paliar la situación”, lo que ha llevado a una caída drástcia de la importaciones del sector público.

“Mientras los reflectores del show político acaparan las miradas, el equipo de Maduro da pasos -alejado de las luces- y avanza en esquemas que le permitan pasar el empedrado y espinoso camino que le toca caminar”, sostiene el analista.

El escenario a hace que se impongan soluciones pragmáticas que acercan a la política económica del Gobierno a decisiones de mercado como la reducción de facto de las importaciones.

En 2019 Venezuela requería cerca de 10.000 millones en importaciones Las importaciones oscilaron entre 300 y 500 millones de dólares mensuales.

En el mejor de los casos las compras externas alcanzaron cerca 60% de lo calculado por Rodríguez durante el 2019. Es decir que hubo una medida, forzada por las circunstancias, que podría verse en sintonía con la ortodoxia económica.

El Gobierno ha ido relajando los controles para dejar operar con mayor agilidad el mercado y ya no se ven operativos de la Superintendencia Nacional para la Defensa para los Derechos Socioeconómicos (Sundee) y la conformación de los precios se hacen de una manera más libre, al punto que cerca del 60% de las transacciones de la economía se hacen en dólares.

“Se han flexibilizado las normas y la banca comenzó a ofertar cuentas en dólares que pueden proveer en taquilla billetes verdes con la cara de Lincoln y de Jefferson para que puedan dinamizarse los mecanismos de pagos”, señala Yépez en su anáisis.

Más adelante indica que algunos economistas calculan que la liquidez en dólares que circula en la economía ronda los 2.800 millones de dólares hace pertinente que estas acciones se concreten para darle celeridad al intercambio económico.

Lo que si es evidente es que esta una acción pragmática, que lo llevará de la mano a transitar por cambios importantes en el modelo económico obligado por la cruda realidad a la que se enfrenta.

Existe una amplia literatura económica sobre el tema que lo corrobora que cuando se transita el camino de medidas de este tipo no tiene reverso. Es decir, que la dolarización tenderá a hacer estructural y el Gobierno conseguirá la prosa con la cual justificarla con un mecanismo dual al estilo cubano o justificando medidas de mercado como las que llevan a delante los vietnamitas o los chinos.

El menú es más amplio y ya existe el marco legal para la autorización de emisiones de bonos privados en dólares y trabajan tres casos que están por concretarse.

Puede leer más de este análisis en: https://contrapunto.com/nacional/politica/gobierno-socialista-se-defiende-con-las-manas-del-capitalismo/

Impactos: 20