REDES observa con preocupación el silencio del CNE ante su solicitud de participación política

Los voceros del movimiento político señalaron que se encuentran en campaña pública por el rescate de su “participación democrática y la necesidad de ser legalizados para el proceso del 21-N”

Juan Barreto, fundador del movimiento REDES, se pronunció en torno a una publicación emitida por el Consejo Nacional Electoral (CNE), en función al presunto trámite administrativo de aprobación en las organizaciones política pendiente por su legitimación electoral.

A través de un comunicado anunció que si bien seguirán esperando pacientemente por una “decisión sabia” del ente electoral, esta vez será una “espera activa” exigiendo la legalización de su organización que ha cumplido con “todos los trámites y requisitos” exigidos por el marco legal vigente.

Destaca que se ha admitido y autorizados organizaciones que han presentado documentos incompletos y fuera de tiempo. También a organizaciones que promovieron las abstención y la vía insurreccional y sin embargo “se manifiesta un trato discriminatorio para con REDES”.

Reivindica el hecho de que exista la voluntad política de integrar a esos partidos, pero no existe justificación el trato excluyente para con “una organización que no se ha salido de la vía democrática”.

A continuación el contenido del comunicado:

Que se lleven a cabo negociaciones que conduzcan a un acuerdo, que restituyan los derechos políticos democráticos conculcados a dirigentes y organizaciones políticas es positivo para el ejercicio de la soberanía popular.

El nuevo CNE debe de dar claras demostraciones, de autonomía e imparcialidad, alejándose de los compromiso e hipotecas políticas de anteriores rectores que actuaron más como sectarios y obedientes militantes políticos partidistas que como representantes de un ente electoral imparcial. En tal sentido, apelando al espíritu democrático de las nuevas autoridades, como mucha humildad y respetuosamente, los exhortamos desde REDES a solventar las injusticias del pasado reciente, que dejarán sin posibilidad de participación a varias organizaciones políticas. Es hora de corregir la injusticia.

La apertura que se está llevando a cabo permite la incorporación a la ruta democrática de las organizaciones que hasta hace muy poco convocaban a la abstención, a la ruta insurreccional. Con el fin de pacificar el país y reencontrarlo, estas acciones también deben alcanzar a aquellas organizaciones como REDES que han cumplido con todos sus requisitos, desde hace mucho tiempo, y que siguen esperando el fin del bloqueo y las sanciones unilaterales, que por alguna rara e injustificada razón, se aplican, sobre ellas.

Saludamos que estas organizaciones políticas de última hora sean legalizadas para garantizar su participación, sin haber presentado ningún requisito previo, bastando solo, la voluntad política del ente rector. Sin embargo dicha decisión deja de bulto, el posible trato diferenciado y discriminador a organizaciones democráticas como REDES, que han cumplido con todos los requisitos establecidos en la ley y viene reclamando igual derecho a la participación. La apertura política no puede ser vista con doble rasero que privilegia algunos y castigue a otros.

En todo caso desde REDES seguiremos esperando pacientemente por una sabia y justa decisión del organismo rector, sin embargo hay un problema a destacar, mientras otras organizaciones políticas ya se encuentra en campaña, promoviendo sus siglas y sus candidatos, llevando a cabo alianzas y procesos electorales internos, los partidos que aún no terminamos de recibir la autorización para la participación electoral, vivimos una situación de desventaja e inequidad, pues el calendario electoral va corriendo sin que se resuelva el problema de la legalización de estas organizaciones. Algunos compañeros que se han acercado al CNE han recibido respuestas falaces, contradictorias y hasta silencio administrativo.

Informaciones que van desde: “No serán admitidas nuevas organizaciones, pues no caben en el tarjetón, argumento absurdo que reduce la democracia a un procedimiento técnico según el cual el límite de la participación electoral lo define el tamaño del tarjetón, hasta consejos como… “por que no te hablas con fulano o mengano del alto gobierno que son, en ultima instancia, lo que deciden quien va y quien no va. Esta actitud “perdona vidas” intenta legitimar y hacer aparecer como normal que el poder en la toma de decisiones del CNE no reside en el criterio autónomo e independiente de sus rectores, sino en cenáculos políticos distintos a la institución oficial. A nuestras manos llego un memorando interno del CNE, que suponemos auténtico, donde se establecen 24 organizaciones en fase de legalización, dentro de la cuales aparece REDES.

Así como el CNE decide legalizar a organizaciiones fuera de lapso y de tramite, cosa que comprendemos y acompañamos, también hemos solicitado repetidamente que se ofrezca una respuesta inmediata y positiva a distintas organizaciones políticas que pacientemente han transitado el camino legal, cumpliendo con lapsos, requisitos, y que hoy se encuentran en un limbo administrativo.

Sabemos que el caso de REDES y otras organizaciones políticas le hemos girado comunicaciones a todos los rectores sobre este asunto, con la esperanza y la confianza en su buen juicio. Seguiremos esperando, pero ahora de un manera activa, llevando acabo la campaña pública, #QuepasoconREDES.

Impactos: 4